¡Compartí esta noticia!
20/09 2021

Los dos principales acusados por el doble crimen a balazos del diputado Héctor Olivares y su asesor Miguel Yadón, ocurrido en mayo de 2019 en la plaza ubicada frente al Congreso de la Nación, fueron condenados hoy a las penas de 45 años de cárcel y prisión perpetua, por el delito de “homicidio agravado por alevosía reiterado en dos ocasiones”.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de la Capital Federal le aplicó al confeso autor material de los disparos, Juan José Navarro Cádiz (27), la pena de 45 años de prisión, mientras que a su primo, Juan Jesús Fernández (44), lo consideró partícipe necesario y lo condenó a prisión perpetua.

Poco antes, esta mañana, Navarro Cádiz aseguró que nunca tuvo la intención de matar a nadie y pidió perdón a las familias de las víctimas. “Quiero decirles que nunca quise lastimar a nadie, ni mucho menos matar a nadie. Les pido a las familias que por favor me perdonen”, dijo en sus últimas palabras ante los jueces Ana Dieta, Fernando Ramírez y Luis Salas, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9.

Por su parte, Fernández, dueño del auto desde donde su primo Navarro Cádiz efectuó los disparos, en cambio, le dijo a los jueces que era “inocente” y que no tuvo “nada que ver esa noche con ninguno de los hechos ocurridos».

“Quiero decir que en primer lugar soy padre de familia, amo a mi mujer, a mis hijos, a mi esposa, soy un hombre trabajador, toda mi vida trabajé. Nunca tuve problemas con nadie, ni antecedentes penales. Siempre fui una persona buena, cariñosa, servicial, amable, siempre ayudando a los más desfavorecidos”, afirmó el imputado.

“Me parece injusto que por sacar mi auto como sacaba todos los días, por salir esa noche, me quieran dar una condena perpetua. En segundo lugar, también me quieren dar una perpetua por no conocer o no saber las intenciones de las personas”, comentó en referencia a la estrategia de su defensa, que siempre fue afirmar que él fue sorprendido cuando su primo sacó un arma y comenzó a disparar por la ventanilla.

“Me siento penoso por el dolor que pasan mi familia y las familias de Olivares y Yadón. Voy a luchar por mi inocencia hasta mi último suspiro”, concluyó Fernández.

Related