¡Compartí esta noticia!
20/09 2021

En el día de hoy se sumó un nuevo capítulo a la crisis general que atraviesa la industria metalúrgica de nuestra ciudad y que salpica puntualmente a Brightstar.

Es que la fábrica que supo ser modelo en Río Grande hoy se encuentra en una especie de limbo que no permite saber a ciencia cierta qué ocurrirá a futuro: fue adquirida por el Grupo Mirgor en una operación objetada por el Gobierno Nacional y la principal marca que fabricaba (LG) decidió retirarse del mercado argentino.

En ese contexto, desde hace meses se rumorea con un posible cierre de la planta principal de la firma y hoy esas versiones comenzaron a correr con fuerza en el turno mañana.

Sin embargo, asambleas realizadas con los distintos sindicatos, tanto UOM que representa a los operarios como ASIMRA que hace lo propio con los supervisores, descartaron la baja de persianas en Brightstar. Pero el panorama es igualmente preocupante.

Desde la fábrica informaron a los trabajadores hoy que solo quedan kits para continuar con la producción de LG hasta la primera semana de octubre (a más tardar para mediados de octubre) y escasean también elementos Samsung, que es la única empresa con la que se mantienen los contratos.

Esto pone en riesgo la continuidad del casi medio centenar de supervisores y más de 250 operarios, que son instados una vez más a aceptar el retiro voluntario que promueve la empresa y que pretende acelerarse en las próximas horas. A esto se suma que hoy, en estas reuniones, se admitió que el objetivo es adelantar las vacaciones de verano y que estas comiencen el 8 de noviembre.

Mientras tanto y en un contexto de total falta de certezas, se espera para este miércoles un nuevo encuentro entre los representantes de la fábrica y los líderes gremiales.

Related