¡Compartí esta noticia!
06/08 2020

Como mencioné durante la semana pasada, tras varios meses de negociaciones, era inminente la llegada a un acuerdo con los principales grupos de bonistas en torno a la deuda externa. El Gobierno Nacional definió plantarse en la última oferta para acelerar el arribo a un consenso que le permita a Argentina honrar sus compromisos, pero de forma sostenible.

Durante el pasado martes, en conferencia de prensa, el Ministro Guzmán anunció la noticia, comentando detalles de la misma. Entre los aspectos salientes del acuerdo se encuentra el hecho de que se reestructura una suma que asciende a casi 68 mil millones de dólares. A partir de esta negociación, nuestro país enfrentará en los próximos 5 años vencimientos de títulos externos por solo 4.500 millones de dólares en lugar de 30.200 millones de dólares originales, dando margen para buscar una recuperación en el crecimiento de nuestra economía como así también despejar el gasto público para orientarlo a los sectores más golpeados por la crisis que venía aquejando a nuestro país desde 2018. Argentina termina pagando entre 54 y 55 dólares de valor presente neto por cada 100 del valor original de cada título, en promedio.

En este sentido, un tema no menor es la reducción es los intereses a pagar, pasando de una tasa anual promedio del 7% a una del 3,07% en promedio. Guzmán en este sentido señaló que Argentina al retomar el crédito internacional en el año 2016 lo hizo a tasas demasiado altas, teniendo en cuenta que las mismas en aquel momento eran cercanas al 0%. Es decir, bonos al 7% en un contexto de tasas bajísimas señalaba claramente que existía un riesgo de no pago por parte de nuestro país.

Un punto a destacar, es el ordenamiento de la deuda en pesos y el trato equitativo para la deuda bajo legislación nacional, todo un mérito de la Secretaría de Finanzas dirigida por Diego Bastourre. Esto es un importante avance en la construcción y el fortalecimiento de la institucionalidad. Ningún mercado nacional de capitales puede surgir si es este el que paga siempre los desbarajustes de nuestra economía recibiendo peores condiciones que los capitales extranjeros.

En este marco, una pregunta que surge es ¿Cómo viene la mano para el próximo gobierno a partir del 2024? Esto también fue tenido en cuenta a la hora de plantear un esquema sostenible de pago. En el siguiente gráfico, presentado por el Ministro en su conferencia de prensa, se muestra con claridad que para el periodo 2024-2027 la carga de la deuda es sensiblemente menor que para el actual periodo 2020-2023. Esto surge de comparar el perfil original de pago (barras azules) con la propuesta del gobierno que generó consenso con los bonistas (barras naranjas).

Fuente: Ministerio de Economía

Asimismo, si consideramos el trato equitativo para el canje local, el alivio para los próximos 5 años totaliza los 42.500 millones de dólares. Si consideramos el canje de títulos externos junto con el de deuda local en moneda extranjera, la Argentina tendrá un alivio financiero de 37.700 millones de dólares en el período 2020-2030.

Por último, ¿En que modifica la situación de nuestro país este acuerdo? Primero que nada, con el perfil original de pagos, nuestro país tendría que destinar una enorme suma de dinero para hacer frente a sus compromisos dejándole un margen mínimo para hacer política fiscal en una de las peores crisis que hayamos enfrentado. Esto, como ya vimos pudo ser revertido al haber aplanado la curva de la deuda y reducir las erogaciones a realizar en una magnitud sumamente considerable para que siguen. Por otro lado, se espera una relajación cambiaria desinflando el precio del dólar, sobre todo el CCL. Para finalizar, este acuerdo sirve para que las empresas del sector privado que tienen acceso al financiamiento en dólares lo puedan hacer en mejores condiciones.

Como mencione la semana pasada, aún resta la renegociación con el FMI con el cual tenemos una deuda por aproximadamente 44 mil millones de dólares. Sin embargo, el Fondo previamente había señalado que nuestra deuda era insostenible y por ende se prevé mejores condiciones para destrabar el conflicto. Por supuesto que el tema deuda aún no está resuelto, pero la parte más compleja parece haber quedado atrás. 

Related